Instalación Clip (clon de Clipper para Linux y mucho más) en Ubuntu 12.04

Luego lo detallaré con más precisión en clip-castellano.com.ar, pero básicamente los pasos a seguir son:
Instalar las bibliotecas:
flex, bison, libc6-dev, libncurses5-dev, libpht-dev con:

1
apt-get install flex bison libc6-dev libncurses5-dev libpht-dev

Se necesita además el make
Compila por ahora con gcc 4.5

1
sudo apt-get install gcc-4.5

Luego utlizamos update-alternatives:

1
update-alternatives --install /usr/bin/gcc gcc /usr/bin/gcc-4.5 50

Descargamos el Clip desde sourceforge con git:

1
git clone git://clip-itk.git.sourceforge.net/gitroot/clip-itk/clip-itk clip-itk

Y compilamos:

1
2
cd clip-itk
sudo make system

En un Debian/Ubuntu de 64 bits es necesario instalar las bibliotecas de compatibilidad de 32 bits:

1
sudo apt-get install gcc-multilib libc6-i386

 

El cuento «hWord» al francés

Este cuento «hWord» surgió como un intento de mostrar que puede ocultar una licencia de uso y lo que sucede cuando no la leemos en profundidad, cosa que hacemos casi siempre.

Por ejemplo: ¿quién sabe que cierto software de dibujo técnico muy difundido no se puede usar si uno está en bancarrota? Hay muchas otras por el estilo muy largas de enumerar.

El cuento fue publicado en la revista Axxón:

http://axxon.com.ar/rev/?p=1480

Luego en la Revista de ciencia ficción de la Universidad Complutense de Madrid:

http://www.ucm.es/BUCM/revcul/sci-fdi/44/art715.php

 

Y ahora lo van a traducir al francés, el idioma de algunos de mis ancestros:

http://tradabordo.blogspot.com/

Como el cuento tiene esta licencia:

Licencia de Creative Commons
hWord by Gustavo A. Courault is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirDerivadasIgual 3.0 Unported License.

 

Les pido que me hagan saber si harán una película del mismo =)

 

2011, un año complejo

Este año dejé la empresa Fleming y Martolio donde trabajaba hasta mayo del 2011.  Comencé innúmeras actividades, algunas no dieron sus frutos.

Puse mucha energía en la Editora Digital que me dio varias satisfacciones y otros sitios más que serían difíciles de enumerar.

Fue un año plagado de sorpresas y novedades que termina en paz, con un 2012 lleno de promesas.

 

Instalar el sistema de clasificados Sobipro en Joomla

Cuando se quiere instalar el Sobipro (el famoso sistema de clasificados para Joomla!) tal como viene empaquetado de la empresa que lo desarrolla, se obtiene un error de timeout por parte de PHP.

Para subsanarlo hay que desempaquetar el archivo tar.gz que ellos nos proveen. Si usted usa MS-Windows, lo puede hacer con 7-zip un administrador de archivos comprimidos libre que le dará muchas satisfacciones. Supongo que si usted es usuario de GNU/Linux, conoce el uso del comando tar, de modo que no digo como hacerlo en este ambiente.

Una vez descomprimido, se debe subir el resultado al directorio tmp que nos creó Joomla! al instalarse.

Supongamos que usted usa Dattatec y tiene el Joomla en el directorio raíz en ese caso el directorio sería:

public_html/tmp

Cuando vaya a instalar el Sobipro, hágalo ahora desde «Instalar desde un directorio»

/home/susitio/public_html/tmp

Y luego picar en «Instalación»

Instalar sobipro desde "Instalar desde un directorio"

Es todo, luego de un tiempo tendrá el Sobipro funcionando.

 

VirtueMart y SEO – Componente libre y gratuito

¿Qué es SEO?

Según la wikipedia es una forma de posicionar un sitio sin pagarle dinero al buscador o buscadores. Posicionar un sitio significa que ante una búsqueda en Google, Yahoo o Bing, nuestro sitio aparezca en los primeros lugares.

La tienda virtual VirtueMart para Joomla, no nos ofrece enlaces bonitos para que sean fácilmente accesible por los buscadores, sino unas galimatías de componentes y parámetros que están lejos de ser amigables.

Por mucho tiempo busqué una solución al problema, incluso compré un componente de Yagendoo que no funcionó correctamente debido a las características del sitio, la Editora Digital.

Pero encontré un componente libre y gratuito que me permitió lograr lo que quería.

El componente en cuestión es el siguiente: Sankoru Native VM SEF Router

Para instalarlo se lo descarga y simplemente se lo instala como un componente más, muy simple.

El único requisito es que el Apache tenga activado el módulo de rewrite y el Joomla activado su propio SEO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mostrar productos de VirtueMart en artículos – Funciona con K2

Se pueden crear artículos de Joomla que muestren productos de VirtueMart con este plugin:

http://extensions.joomla.org/extensions/extension-specific/virtuemart-extensions/virtuemart-products-display/8357

Una explicación de cómo se usa se puede ver aquí:

http://www.webempresa.com/blog/item/332-mostrar-productos-de-virtuemart-en-art%C3%ADculos.html

El plugin no tiene traducción al español.

Aqui lo tienen

es-ES.plg_content_simpleproductsnapshot

Para que funcione, deben subirlo a:

administrator/lenguage/es-ES

Que lo disfruten.

Como mostrar todos los productos en VirtueMart

Hay un problema recurrente en VirtueMart la tienda virtual para Joomla!, es la de mostrar todos los productos en la página principal (homepage).

Encontré una solución sencilla para eso, es la de crear una categoría «Todos los productos» o «Tienda».

VirtueMart permite seleccionar varios categorías para cada producto, de modo que sólo se necesita seleccionar la categoría mencionada. Por si no saben cómo se hace, es sencillo, sólo se pica con el mouse sobre las categorías deseadas por artículo teniendo apretada la tecla Ctrl

doscategorias

Arriba vemos un ejemplo de lo que decimos. En nuestro caso, TlODOS LOS TITULOS es el nombre que le pusimos a la categoría para todos los productos, en este caso, libros electrónicos de la Editora Digital.

Una vez creada la categoría, tenemos que hacer que Joomla! tenga como inicio esa categoría, para ello tenemos que saber el ID de la categoría que es un número único que le asigna el mismo Joomla!

Para ver el ID, tenemos que consultar las categorías, para ello vamos al componente de VirtueMart y de allí a las categorías.

Aquí vemos el ID de  TODOS LOS TITULOS a la izquierda de la imagen:

idcategoria1 En nuestro caso es el ID 26.

Con esta información, accedemos al menú inicio de Joomla! y abrimos los parámetros que tiene este componente:

iniciovirtuemart

Grabamos y vemos que obtenemos el efecto deseado.

Desde un köan a un soneto

Un kōan (公案; Japonés: kōan, Chino: gōng-àn) es, en la tradición zen, un problema que el maestro plantea al novicio para comprobar sus progresos. Muchas veces el koan parece un problema absurdo, ilógico o banal. Para resolverlo el novicio debe desligarse del pensamiento racional y aumentar su nivel de conciencia para adivinar lo que en realidad le está preguntando el maestro, que trasciende al sentido literal de las palabras.

Me encontré con un amigo y ex-profesor de música del colegio secundario, Héctor Rotger hará un par de meses mientras bajaba del auto las bolsas del supermercado.

Un encuentro casual en un momento cotidiano; sin embargo, luego de los saludos de rigor, la charla comenzó fluída sobre temas varios hasta llegar al concepto del «gato de Shchrödinger». ¿Cómo es posible que no se sepa si el gato esté vivo o muerto hasta tanto no se abra el cajón?

El experimento mental consiste en imaginar a un gato metido dentro de una caja que también contiene un curioso y peligroso dispositivo. Este dispositivo está formado por una ampolla de vidrio que contiene un veneno muy volátil y por un martillo sujeto sobre la ampolla de forma que si cae sobre ella la rompe y se escapa el veneno con lo que el gato moriría. El martillo está conectado a un mecanismo detector de partículas alfa; si llega una partícula alfa el martillo cae rompiendo la ampolla con lo que el gato muere, por el contrario, si no llega no ocurre nada y el gato continua vivo.

Cuando todo el dispositivo está preparado, se realiza el experimento. Al lado del detector se sitúa un átomo radiactivo con unas determinadas características: tiene un 50% de probabilidades de emitir una partícula alfa en una hora. Evidentemente, al cabo de una hora habrá ocurrido uno de los dos sucesos posibles: el átomo ha emitido una partícula alfa o no la ha emitido (la probabilidad de que ocurra una cosa o la otra es la misma). Como resultado de la interacción, en el interior de la caja, el gato está vivo o está muerto. Pero no podemos saberlo si no la abrimos para comprobarlo.

Si lo que ocurre en el interior de la caja lo intentamos describir aplicando las leyes de la mecánica cuántica, llegamos a una conclusión muy extraña. El gato vendrá descrito por una función de onda extremadamente compleja resultado de la superposición de dos estados combinados al cincuenta por ciento: «gato vivo» y «gato muerto». Es decir, aplicando el formalismo cuántico, el gato estaría a la vez vivo y muerto; se trataría de dos estados indistinguibles.

La única forma de averiguar qué ha ocurrido con el gato es realizar una medida: abrir la caja y mirar dentro. En unos casos nos encontraremos al gato vivo y en otros muerto. Pero, ¿qué ha ocurrido? Al realizar la medida, el observador interactúa con el sistema y lo altera, rompe la superposición de estados y el sistema se decanta por uno de sus dos estados posibles.

El sentido común nos indica que el gato no puede estar vivo y muerto a la vez. Pero la mecánica cuántica dice que mientras nadie mire en el interior de la caja el gato se encuentra en una superposición de los dos estados: vivo y muerto.

Esta superposición de estados es una consecuencia de la naturaleza ondulatoria de la materia y su aplicación a la descripción mecanocuántica de los sistemas físicos, lo que permite explicar el comportamiento de las partículas elementales y de los átomos. La aplicación a sistemas macroscópicos como el gato o, incluso, si así se prefiere, cualquier profesor de física, nos llevaría a la paradoja que nos propone Schrödinger.

En ese discurrir estábamos cuando recordé el famoso köan:

¿Qué sonido produce el quebrarse de la rama en el bosque si no hay nadie para oirlo?

Pensando en la similitud de la ausencia de observador. Si no oyente el sonido queda indeterminado en vivo o muerto del pobre gato, sino en las innumerables posibilidades de sonido de la caída de la misteriosa rama en el bosque solitario. Le mencioné a Rotger el köan en cuestión y luego de unos días me regala el siguiente soneto:

Sonido

Nadie hubo en el bosque cuando al árbol
se le quebró una rama. ¿Qué sonido
creó la rama ahí, si no hay oído
para algo tan de él como escucharlo?.

Tan de él escuchar si hubo crujido
de rama que se quiebra, no este caso;
ninguna audición hubo y aún el gajo
vacila entre colgado y desprendido.

Pero sea que oscile o se desprenda
del leñoso muñón, lo que ahí cuenta
es el nudo encerrado en la pregunta.

Y ese nudo no puedo desatarlo
sin ser rama quebrada, sin ser árbol,
sin ser bosque, luz, tierra, viento y lluvia.

Héctor Martín Rotger

De un köan a un soneto, de la paradoja a la física, y luego al arte. Todo este episodio es un köan en si mismo. Pienso.