2011, un año complejo

Este año dejé la empresa Fleming y Martolio donde trabajaba hasta mayo del 2011.  Comencé innúmeras actividades, algunas no dieron sus frutos.

Puse mucha energía en la Editora Digital que me dio varias satisfacciones y otros sitios más que serían difíciles de enumerar.

Fue un año plagado de sorpresas y novedades que termina en paz, con un 2012 lleno de promesas.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.